LAS PELÍCULAS QUE NO NOS AVERGÜENZAN

Tag archive

2002

Escena del día: Ten thousand years older (2002)

en por
Imagen de previsualización de YouTube

Tuvo que pasar una buena cantidad de años para que aceptáramos que antes que un cineasta de lo extremo, Werner Herzog era un consumado narrador. De ficciones, de documentales, de historias. En Ten thousand years older (2002) su aporte para el díptico de cortometrajes Ten minutes older, el director de Fitzcarraldo vuelve a uno de sus lugares favoritos -la selva amazónica- para dar cuenta de lo que ocurrió con la última tribu indígena en ser descubierta en el mundo.

Sea cierta la historia o no, Herzog riza el rizo de manera seguir leyendo

Estrenos: El arca rusa (2002)

en por
Imagen de previsualización de YouTube

Por el simple hecho de estar filmada en una sola toma continua, El arca rusa tiene asegurado un espacio en la historia del cine; pero es su increíble capacidad de pensar y repensar la herencia cultural de occidente lo que asegura que esta cinta se ganará en ese olimpo un lugar de excepción.

Desde hace un par de años uno puede rastrear por internet el mítico guión que Kubrick escribió para su adorado proyecto sobre Napoleón. La cinta iba a ser la sucesora de la bombástica 2001 y, así como este filme se atrevía a especular con nuestro sentido de la evolución, el nuevo se propondría reflexionar sobre la tragedia de la modernidad enlazada al destino de un solo hombre. Ni más ni menos. La fecha de rodaje estaba elegida –1970- y Napoleón contratado –el aún joven Jack Nicholson-. El cineasta había llegado al extremo de negociar con el gobierno de Rumania para utilizar a 35 mil soldados como extras en el campo de batalla; algunos uniformes habían empezado a confeccionarse hasta que, de pronto, todo se hundió.

Por entonces Kubrick estaba concentrado preparando La naranja mecánica, y luego usó la energía y el conocimiento acumulados en el proceso para dirigir su obra maestra absoluta: Barry Lyndon; pero el fantasma del proyecto “Napoleón” no lo abandonó nunca. Y no porque era la clase de empresa que se intenta sólo una vez en la vida, sino seguir leyendo